Cultura, contracultura y poder. Reflexiones cubanas

Enrique Ubieta Gómez Rebelión

Resumen


En los primeros días de octubre del 2001, cuando los medios repetían la ridícula
respuesta del presidente Bush sobre los motivos posibles del atentado terrorista a
las Torres Gemelas y al Pentágono -"nos odian porque tenemos libertad"-- Wayne
Smith, ex diplomático norteamericano en Pyongyang, Moscú y La Habana durante los
años más cruentos de la guerra fría (es decir, un hombre que sabe lo que dice), se
lamentaba en una entrevista: "¿Cuántos otros Bin Laden, cuántos otros que ahora
son terroristas hay en el mundo, que nosotros entrenamos y apoyamos?" Pero
inmediatamente aclaraba que el pueblo norteamericano no conocía esto. "No solo
porque los periódicos y la televisión no ofrecen todas las noticias --añadía--, ni todos
los aspectos, sino porque tampoco quiere ser informado. Creo que solo el 15 % de la
población lee la prensa. Todos los demás reciben su información por la televisión. Y
muchos ni siquiera ven los noticieros" (3). El poder del capital programa la
seudocultura light del consumo, simplifica los códigos artísticos, los estandariza, y
trasmite con ellos los dos o tres mensajes básicos que necesita inculcar: nosotros
somos la democracia y la libertad, (déjenos pensar por usted, sugiere), disfrute su
vida como pueda, usted también puede tener un auto, una casa, una bella(o)
esposa(o).

Palabras clave


Cultura

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.









 

Revista de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí
Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución. Apartado Postal 6670. La Habana. Cuba.
Teléfonos: (537) 8555442 - 49 | E-mail: revista_bnjm@bnjm.cu

librinsuladigital@bnjm.cu